Panorama Político de Entre Ríos
Causas

El soñador entrerriano despierta en los tribunales de Paraná

Sergio Urribarri está siendo juzgado en Entre Ríos es una causa conocida mediáticamente como "megajuicio", en un hecho judicial histórico para la provincia. (Dibujo: NOVA)

En una semana en la que muy poco ha ocurrido en la Provincia en materia política, donde el gobernador Gustavo Bordet resiste en su firme decisión de no apoyar la candidatura de Enrique Cresto, definitivamente el varias veces postergado "megajuicio" contra Sergio Daniel Urribarri es el hecho político de relevancia por estos días.

Sergio Urribarri conocido en la provincia como "pato" no nos queda en claro si es por el famoso dicho o por alguna cuestión familiar que desconocemos, nació en Arroyo Barú el 7 de octubre de 1958, se crió en la estación de trenes, de la que su padre era encargado. No tenía luz eléctrica y el único baño estaba en un cuartito fuera de la casa, del otro lado de un patio.

En 1987 fue elegido intendente de la pequeña localidad de General Campos hasta el año 1991, posteriormente más precisamente entre 1992-1995 fue diputado provincial siendo Presidente de la Comisión de Hacienda, habiendo presentado 46 proyectos solo 3 lograron ser ley. Fue elegido por 2 períodos más como legislador provincial y finalizó su presencia en la Cámara en el 2005.

Con el apoyo del tres veces gobernador Jorge Pedro Busti, él se presentó en las elecciones del 2007 como candidato a gobernador por el Frente Justicialista para la Victoria siendo finalmente electo, no podemos dejar de mencionar que la relación con Busti luego de varias idas y venidas con traiciones de por medio, terminó de quebrarse en el conflicto del campo, cuando Urribarri jugó fuerte en respaldo al gobierno nacional. La apuesta le valió un escrache en su casa y una derrota en las elecciones de 2009.

Tras un primer período de bondades para la Argentina que incluyó a Entre Ríos, el gran poder acumulado finalmente logro cegar su camino por la buena senda, y lo lleva al día de hoy, a estar sentado en el banquillo de los acusados por 3 causas que los fiscales tramitaron por separado llamadas: “Solicitada”; “Cumbre del Mercosur”; y “Parador de Mar del Plata”, entre otras, las cuales finalmente fueron unificadas en este juicio oral, de ahí el nombre de "megajuicio". Posibles delitos que sumados podrían enfrentarlo a una pena de 17 años de prisión, multas por muchos millones de pesos e inhabilitación para ejercer cargos públicos de por vida.

Vayamos por la "principal" causa del conjunto que se ventila hoy en los tribunales de la ciudad capital de provincia, cabe recordar que los defensores del ex gobernador y actual embajador en Israel, lograron que el acusado presencie virtualmente el juicio en su contra desde Tel-Aviv, la acusación principal es donde se acusa a Urribarri, que en 2015, habría utilizado distintas contrataciones para desviar 47 millones de pesos (cerca 6 millones de dólares, en ese momento) y de esta manera financiar su frustrada candidatura a presidente dentro del Frente para la Victoria, donde Cristina Kirchner tenía pensado su nombre sumado al de Carlos Zannini como un plan "B", sin embargo finalmente optó por Daniel Scioli dejando a Urribarri a un lado y posiblemente con algunos millones vaya a saber donde.

Cabe mencionar que esta causa se abrió a partir de una denuncia del ex diputado radical Jorge D'Agostino y una investigación de la revista Análisis que dirige el poderoso periodista Daniel Enz, que ha llevado adelante varias investigaciones complejas en la provincia, sin embargo en los últimos tiempos su labor se vio opacada por una cuestión en Oro Verde, pero eso será material para otro momento.

Volviendo a Urribarri y su mal momento, en el legajo iniciado por D´Agostino llamado "solicitada contra los fondos buitres", se acusó a el ex gobernador de sustraer junto al ex ministro de Cultura y Educación Pedro Báez algo más de 4 millones de pesos, siendo el supuesto objetivo gubernamental el de difundir el mensaje titulado “Acuerdo de Compromiso para la Reafirmación Democrática Argentina”, publicado en junio de 2014. Siendo el verdadero fin “promocionar, con fondos públicos, la precandidatura a Presidente de la Nación Argentina, en las elecciones generales del año 2015.

El otro legajo se llama “Cumbre del Mercosur” y hace referencia a la organización de la pomposa reunión de los presidentes de ese bloque económico en Paraná en diciembre de 2014. En este caso, denuncian los fiscales, que “el monto sustraído es de 31.461.000 pesos, cuando el dólar costaba 8,46 pesos”.

El dinero público era supuestamente para promocionar la cumbre sin embargo el ex gobernador “lo usó para su beneficio personal a través de la difusión nacional de los cuatro spots publicitarios, con el único propósito de seguir instalando su precandidatura”.

Para los fiscales “se direccionó la contratación de la difusión nacional de los cuatro spots referidos, a favor de la empresa NELLY ENTERTAINMENT S.A, en la persona de su presidente Jorge Ernesto Rodríguez. De esta forma el mediático “Corcho” Rodríguez “contó con información privilegiada que le permitió la presentación de la oferta y hacerse adjudicatario de la misma”.

El Ministerio Público Fiscal estimó que el Estado pagó 17 millones de pesos de más al grupo de empresas constructoras que tuvieron a su cargo la ejecución de obras y la provisión de bienes y servicios para la Cumbre del Mercosur que se celebró en diciembre de 2014 en Paraná, de la mano de la aventura presidencial de Sergio Urribarri.

La fiscalía señaló en las audiencias previas a la última que los números surgen de la propia documentación que estaba en poder de los imputados y que fue obtenida en distintos allanamientos y consta en los legajos.

La Cumbre de Presidentes del Mercosur en 2014 se realizó en Paraná entre el 14 y 18 de diciembre de 2014. El Gobierno provincial tuvo que realizar diferentes obras de refacción y acondicionamiento de edificios públicos, obras que en muchos casos nunca llegaron a su fin, y otras fueron burdamente tapadas con tablones de madera, para que los presidentes asistentes no pudieran observar el verdadero deterioro de la ciudad anfitriona. Según la fiscalía la Cumbre le costó al Estado entrerriano 150 millones de pesos. De los cuales 46 fueron destinados a la Cámara Argentina de la Construcción, de los cuales la mayoría de aquella suma se distribuyó entre las cuatro empresas de los imputados. Hay 19 facturas que fueron peritadas. Los informes de esas pericias indican que se pagó sobreprecio.

Junto a los empresarios se había imputado a la actual titular de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV y ex coordinadora general de la Unidad Operativa Cumbre del Mercosur, Alicia Benítez de Feltes.

En la tercer causa en importancia llamada: “Parador playero en Mar del Plata”, los fiscales sostuvieron oportunamente que el monto sustraído fue de $14.561.870.

El dinero se usó “para la instalación de un parador entre las Unidades Turísticas Fiscales Terrazas y Perla Norte de Mar del Plata, durante el mes de enero de 2015”. El fin era, nuevamente, el de promocionar su precandidatura a la presidencia de la nación. La maniobra “consistió en la contratación de la empresa ‘El Juego en que andamos SRL’, por esa suma, la cual a su vez destinaría parte de la misma para subcontratar a la Cooperativa de trabajo ‘X la Plata Publicidad’ Ltda. para llevar a cabo una campaña de difusión en vía pública de la figura de Urribarri por 338.800 de pesos.

“Por el otro lado -acusaron los fiscales- el socio gerente de aquella firma, Gerardo Caruso (alias Foia), debía retornar en dinero en efectivo a Juan Pablo Aguilera -lo que se concretó por la suma pesos dos millones ( 2 millones de pesos), y también por medio de transacciones bancarias a las empresas TEP SRL y NEXT SRL –propiedad de Aguilera-, y las intermediarias Visual Ilusion SA, Megaprint SA, Wall Street Vía Pública SA y Fredy Publicidad SRL, lo que también se concretó por la suma de 2.468.700 de pesos”. Todo un entramado para lograr "blanquear" dinero para su campaña personal.

También se le suman a este verdadero "catálogo" de causas judiciales acumuladas la: "Causa de las imprentas" y la de "Global Means S.A.", en fin todo una lista que definitivamente ponen al soñador entrerriano, ya más despierto en el banquillo, a la espera que su sueño no termine en pesadilla.

Lectores: 611

Envianos tu comentario