Panorama Político de Entre Ríos
Despilfarro

No hay plata pero la Dirección de Vialidad Provincial es la excepción

Exequiel Donda conduce los destinos de la Dirección de Vialidad Provincial y los hilos de la corrupción se mantienen intactos. (Dibujo: NOVA)

A pesar del cambio de conducción en Vialidad de la provincia, nada altera la dinámica de la corrupción estructural que carcome desde hace años al ente provincial. Ni la palabra del gobernador Rogelio Frigerio, puede frenar el total desmoronamiento de la entidad estatal.

Con la conducción encabezada por Exequiel Donda, -fiel ladero de Esteban Vitor-, y Alfredo Bel, pareciera que nada cambiará, o al menos por el momento, se mantiene el rumbo que viene llevando desde hace años el organismo provincial destinado a la construcción y mantenimiento de los caminos en Entre Ríos. Se cambian funcionarios y piezas fundamentales, pero siguen las mañas que han hecho sucumbir a Vialidad en un estado de absoluta falta de movilización y operatividad.

Lo insólito de esta situación se da que, a pesar de la elaboración de una nota interna donde se recomienda, por supuesto en línea con los pedidos del gobernador, para que haya austeridad y moderación en cuanto a los pedidos de insumos y distintos elementos necesarios para las actividades de cada repartición, esto incluye cosas tan básicas como elementos de librería por citar un ejemplo, se insta en el memorandum que se especifique en detalle cada demanda de artículos solicitados, y que las cantidades pedidas se ajusten a lo puntualmente a los mínimamente necesario, por otro se "siga contratando gente".

El memo tiene fecha del 5 de febrero y se envío a todas las reparticiones con la firma del Ingeniero Agrónomo Alfredo Bel, Director Subadministrador de la DPV. Memorándum que redunda y hace hincapié específicamente en que las solicitudes sean coherentes, dando a entender que la situación actual de Vialidad no da para el más mínimo excesos de gastos, consideración entendible en el marco actual de la economía provincial y nacional, que decenas de veces dejó bien el claro, Frigerio.

Si bien esta nota se da en un contexto de ordenamiento general de las entidades que pertenecen al ejido estatal de la provincia, apenas un día después de la publicación, o sea el 6 de febrero, se solicitan dos pedidos de contratación, los cuales se contraponen con el pedido de austeridad provincial.

Los pedidos son elaborados por el “Sr. Director Administración – DPV”, el flamante y muy cuestionado director de Vialidad, Exequiel Donda, que mediante estos trámites pide la contratación de los servicios del Ingeniero Juan Francisco Pereyra expediente Nº190746, y del Sr. Federico García Savoy, expediente Nº 190747. Esto ocurre justamente en una entidad provincial plagada de nombramientos, colmada de empleados, los cuales en muchas ocasiones no tienen tarea que hacer porque el director del área no asiste a su lugar de trabajo, con viáticos de inspecciones inventadas, directores que colocan a familiares, parejas, y hasta uno que puso en su oficina a sus dos novias.

Pareciera que lo que incansablemente solicita en gobernador, no llega hasta la DPV, o que las medidas que se toman son solo un teatro simulando la búsqueda de la recuperación de Vialidad, cuando en rigor de la verdad y a la vista de este hecho y muchos otros, se actuaría en la dirección contraria. Mientras se pide responsabilidad para adquirir una resma, Donda aprueba contratos que posiblemente sean pagos políticos o alguna situación parecida.

Hoy el organismo provincial se encuentra casi desbaratado, no solamente en lo administrativo, sino que también en lo referente a equipamientos y estructura operativa, a pesar de esta situación de inanición, la nueva gestión sigue aumentando con nuevas contrataciones, que seguramente poco o nada aportarán en el camino de la normalización, si es que realmente esta es la idea de Donda y Frigerio, habida cuenta que desde tiempo atrás se pensó en crear nueva unidades de trabajo en ciertos distritos, dando por tierra el actual sistema operativo de Vialidad.

A pesar de la nueva gestión provincial continúa la desatención y el desmanejo generalizado. Los funcionarios actuales siguen con las mismas mañas y malas costumbres que sus antecesores. En casi la totalidad de las Zonales, informan no tener combustible porque no funciona la tarjeta YPF Ruta y no se hace nada para solucionar el inconveniente. De este modo, Vialidad está prácticamente paralizada.

Por citar un ejemplo, en la Dirección de Construcciones de Vialidad sus empleados están en descanso porque el Director, según denuncian, hace tiempo que no aparece por su oficina. No hay explicación al respecto, solo días de ausencia que se van sumando. En la Dirección de Obras, se mantienen los viáticos por administración, y lo mismo sucede con otra dirección, que inventan inspecciones. Quien está a cargo de esta dirección, un reconocido y fiel colaborador de la ex directora Alicia Benítez.

El Director de Administración y Finanzas, Fabricio Hernán Landra, reside en San Benito y es vecino del flamante Director Administrador de la Dirección Provincial de Vialidad, Exequiel Donda, y hermano de Ariel Landra, encumbrado dirigente del gremio, SOEVER. Este director adoptó la mala costumbre de hacerse llevar hasta su lugar de trabajo en un auto de la repartición y con chofer.

Austeridad cero

Son escasos los vehículos con los que cuenta Vialidad destinados a los trabajos de reparación de caminos que estén realmente operativos, porque si sufren tienen alguna desperfecto, quedan abandonados. Sin embargo para el Director de Administración y Finanzas hay automóvil con chofer. Vale recordar que Landra fue nombrado el 10 de diciembre, mientras se encontraba de vacaciones por Brasil.

Otro que utiliza los vehículos de Vialidad es Mariano Benedetto, hijo del juez Oscar Benedetto con domicilio en la localidad de Victoria, que estuvo 9 años (2015-2024) “adscripto” en la legislatura, mientras vialidad le pagaba su sueldo religiosamente todos esos años. Fue designado por Exequiel Donda, como director de Asuntos Jurídicos de la DPV. Benedetto estaría cobrando el adicional por desarraigo, un ítem que reciben los funcionarios que no pueden regresar a su ciudad de origen cuando esté a más de 50 kilómetros, pero, Benedetto nunca dejó de volver a su hogar diariamente, o sea ir y venir desde Victoria hasta Paraná. Pasando por encima el decreto del gobernador Frigerio que indica que los funcionarios deberán hacer entrega de los autos oficiales, Benedetto sigue haciendo ese trayecto con una exclusiva camioneta RAV 4×4, con asientos de cuero, dominio OLG 272, siempre con tanque lleno, gracias a la tarjeta YPF ruta, que para él obviamente funciona. Por un lado Frigerio entrega autos oficiales a la Policía de Entre Ríos, y mientras tanto en la DPV, ocurre exactamente lo contrario, y con la anuencia de Donda, que hace caso omiso a las recomendaciones del actual mandatario provincial.

Mientras Frigerio trata de buscar el equilibrio en las complicadas finanzas del Estado entrerriano, con apenas algo éxito, y con funcionarios y adscriptos a la Legislatura que no puede sacarse de encima, Vialidad aparece como un organismo que existe de manera independiente, muy lejano a las decisiones de la nueva administración central. Si bien la DPV hoy tiene a Exequiel Donda como nuevo Director, Vialidad sigue siendo tierra de nadie, donde se mantiene un nivel de corrupción muy similar al de sus antecesores.

Vale recordar que Exequiel Donda fue muy cuestionado cuando se desempeñaba como intendente de la localidad de San Benito, desde la supuesta colocación de cámaras para vigilar a los concejales opositores en la sede del Concejo Deliberante local, (cabe señalar que Donda se desligó oportunamente sobre esta cuestión), denuncias sobre supuestas "escuchas" por medio de un sistema de video y audio monitoreado por el Poder Ejecutivo, por el robo de energía eléctrica, en la última fiesta del Día del Niño durante el 2017, denuncias sobre la adquisición de elementos que se utilizaban en la sede municipal a comercios pertenecientes a familiares del ex intendente de San Benito, también su denunciado por la supuesta pavimentación de calles donde residirían familiares, entre otras.

La flamante Dirección Provincial de Vialidad (DPV), quedó sumida en un nuevo escándalo tras las acusaciones sobre las polémicas decisiones por parte de Exequiel Donda y sus diez recién nombrados coordinadores de Categoría 20. La polémica se produjo en la Zonal Concordia, que está comandada por una directora conocida como “Lady”, quien regresó a sus funciones tras un paréntesis de un año debido a un largo tratamiento psiquiátrico que concluyó apenas un día antes de asumir el cargo.

Además, su segundo jefe, Alanís, estaría implicado en un misterioso incidente que terminó con la desaparición de cinco motores de máquinas y la destrucción de una camioneta Ford Ranger en la madrugada de un domingo.

El escándalo se conoció cuando surgieron informes sobre el mal uso de recursos de la entidad estatal, lo que generó preocupación sobre la responsabilidad y capacidad de los responsables de la Dirección Provincial de Vialidad. Los historiales y recientes errores cometidos generan muchas dudas sobre la responsabilidad general del liderazgo de la Dirección (Exequiel Donda), cuestionado ex intendente de San Benito y ladero de Esteban Vitor, el mimado de Rogelio Frigerio.

La controversial situación se profundiza aún más con la revelación de que la Zonal Concordia está bajo el mando de un director que llevaba un año entero con baja por temas psiquiátricos. Cabe señalar que esta decisión de nombrar a alguien con un historial reciente de tratamiento psiquiátrico para un puesto de autoridad ha comprometido potencialmente el funcionamiento eficiente de la Dirección.

Las autoridades locales iniciaron una investigación oficial sobre las acusaciones en torno a Exequiel Donda, sus coordinadores y los polémicos hechos ocurridos en la Zonal Concordia. Los entrerrianos aun esperan los resultados de la investigación para comprender el alcance de la mala conducta y las posibles repercusiones para los flamantes dirigentes y trabajadores involucrados.

Vale recordar días atrás ocurrió un nuevo y desafortunado hecho también dentro de la Dirección Provincial de Vialidad a cargo de Donda.

Mariano Benedetto, con domicilio en la localidad de Victoria, fue designado por el director administrador de Vialidad Provincial, Exequiel Donda, como director de Asuntos Jurídicos de la DPV.

Benedetto, ingresó a Vialidad en la gestión de Santiago Gaitán en reemplazo de Guillermo Ledesma Maximino, y acompañó en sus dos gestiones a Jorge Rodríguez. Cuando asumió como director de Vialidad, Benedetto favorecido por sus llegada políticas y judiciales, vale recordar que su padre Oscar Dario Benedetto un alto camarista con algunas dudosas resoluciones en causas

El director administrativo designado por Donda, durante su desempeñó en Vialidad estaría cobrando el adicional por desarraigo, un ítem que reciben los funcionarios que no pueden regresar a su ciudad de origen cuando esté a más de 50 kilómetros, pero, Benedetto nunca dejó de volver a su hogar diariamente, o sea ir y venir desde Victoria hasta Paraná.

Pisando como un "felpudo", el decreto del gobernador Frigerio que indica que los funcionarios deberán hacer entrega de los autos oficiales, Benedetto sigue haciendo ese trayecto con una exclusiva camioneta RAV 4×4, con asientos de cuero, dominio OLG 272, siempre con tanque lleno (gracias a YPF ruta algo que desde el ministerio a cargo se podría corroborar) asignada para uso discrecional. Y lo peor es que no sería el único.

La credibilidad de la Dirección de Vialidad Provincial, Exequiel Donda está en juego, y los ciudadanos esperan poder mantener la confianza pública en la gestión del flamante gobernador.

Lectores: 450

Envianos tu comentario