Panorama Político de Entre Ríos
¡De no creer!

Se inició el vaciamiento de Vialidad para justificar el negocio de los consorcios camineros

Alicia María Benítez de Feltes, directora provincial de Vialidad en Entre Ríos. (Dibujo: NOVA)

En algunas zonales los empleados marcan las tarjetas y se van a sus casas. No hay herramientas ni material para trabajar. La articulación entre lo público y privado que ponderó el gobernador Gustavo Bordet junto a el secretario de Ganadería, Agricultura y Pesca de la Nación, Juan José Bahillo, golpea de lleno en la Dirección Provincial de Vialidad (DPV).

Los empleados ven como una acción temeraria y peligrosa que podría terminar con muchos puestos de trabajo, mientras que para los directivos es el fin de los "negociados", que tanto dinero generó para sus bolsillos.

Lo cierto es que con la entrega de maquinarias a dos consorcios camineros y la firma de una carta de intención para el fortalecimiento y mejoras para el desarrollo de la agricultura, sella el fallecimiento del ente provincial.

En Entre Ríos, hoy funcionan nueve Consorcios Rurales y Bordet quiere que funcionen muchos más. Según sus propias palabras señala, que por ahí pasa el esfuerzo compartido para poder llegar a dar soluciones en la provincia que tiene 27 mil kilómetros de caminos y que es muy difícil darle la atención para que todos estén en condiciones de transitabilidad.

Reafirmando sus intenciones el gobernador oportunamente manifestó: "Valoro, por un lado, el hecho de la constitución de los Consorcios, pero por otro lado, quiero abogar para que haya más consorcios, para que se creen más consorcios".

Y que reconoció que es algo, "que no resulta sencillo, porque constituir un consorcio significa dedicarle horas de tiempo al objetivo que se proponen. Significa dedicarle responsabilidad, porque ustedes son los que firman, los que tienen una responsabilidad sobre las compras que realizan y una tarea extra, por eso yo lo valoro mucho y valoro que exista ese compromiso en nuestros productores para poder mejorar". "Nosotros lo que tenemos que hacer es acompañarlos".

A medida que avanza la constitución de los consorcios camineros, se oberva en muchas de las zonales de Vialidad Provincial, un marcado vaciamiento y falta de renovación de material, tal es el caso de el parque automotor de la Zonal V de Vialidad que se encuentra en Concordia, que se encuentra casi completamente fuera de servicio por falta de mantenimiento.

Sencillamente no se reparan las máquinas y camiones, los mismos quedan abandonados, y transformándose en chatarra. De esta forma se allanaría el camino para el avance de la ley dictada y empujada por Bordet que crea Consorcios Camineros públicos-privados, para que hagan el mismo trabajo de Vialidad, y de esta forma pase a manos privadas el manejo de una caja de enorme que por ahora dispone de manera discrecional la familia Benítez-Feltes.

Otro claro ejemplo de lo que viene sucediendo ocurre en la Zonal III de Cerrito donde funcionarán oficinas del Registro Civil. La desarticulación del organismo de los caminos también se efectivizó en la localidad.

El Gobierno decidió ceder parte de la zonal para que funcionen oficinas del Registro Civil, en el lugar se hicieron modificaciones, donde se demolieron parte de las viejas oficinas Vialidad para que parte del edificio pueda cumplir con la nueva función.

Una situación similar sucedió desde hace ya hace un tiempo, en la Zonal VII de Nogoyá, donde se cedió parte de las instalaciones para usar como depósito de mercaderías de acción social. Esta es una prueba más del desmantelamiento de la Validad en la provincia.

Queda en claro que el desarticulación de Vialidad Provincial, iniciada hace tiempo atrás, y que acompaña también el orden nacional, no tiene freno y de esta manera es imposible que el organismo provincial pueda cumplir con cualquier tarea de mantenimiento o reparación de algún camino.

El operativo está en marcha, Vialidad y los negocios para unos pocos, agoniza y será en breve un ente únicamente administrativo.

Por su parte autoconvocados viales observan entre cejas, el opererativo nacional/provincial sobre la creación de los consorcios públicos-privados, ante el desconocimiento trabajadores y trabajadoras viales, activos y jubilados, expresaron su rechazo a los proyectos de Consorcios Camineros y a las declaraciones del gobernador Bordet haciendo referencia a la instalación de estos novísimos organismos.

Las cartas están hechadas, lo cierto es que la firme decisión del gobernador en este sentido, llegó tarde, unas pocas familias manejaron fabulosos presupuestos a su antojo, y dejaron muchos caminos por hacer.

Lectores: 498

Envianos tu comentario