Panorama Político de Entre Ríos
El escenario

Tras 40 años de Gobierno municipales peronistas la ciudad de Concordia se sigue inundando

La ciudad entrerriana de Concordia bajo agua. (Dibujo: NOVA)

Nuevamente y tras las impactantes lluvias acontecidas en Brasil, otra vez las ciudades ribereñas de Entre Ríos, experimentan inundaciones que afectan a comercios y las familias más vulnerables, que muchas veces no tienen donde instalarse, y deben recurrir a construir sus precarias viviendas al borde del río Uruguay.

Concordia, es una de las ciudades además de la brasilera Porto Alegre, que sufre duramente las consecuencias de las lluvias acaecidas en el país vecino, vecinos autoevacuados y quienes son también retirados por fuerzas de seguridad, bomberos, fuerzas armadas y personal del municipio, junto a los comerciantes de las zonas ribereñas que rezan para que el endeble muro de defensa sur soporte el embate de las aguas del río Uruguay.

Haciendo un poco de historia el muro de contación se construyó durante la gestión del tres veces gobernador Jorge Pedro Busti, en 1995, tras el reclamo de dirigentes sociales y religiosos de la zona, que pedían una solución de fondo y definitiva para las recurrentes inundaciones sufridas por la ciudad "del Citrus".

El 6 de octubre de 2017, finalizaron las obras de restauración y puesta en valor de la defensa sur de Concordia realizada con financiamiento mixto entre Nación y gobierno provincial.

La obra significó una inversión de 112 millones de pesos, más de cuatro kilómetros de extensión y una cota de 18 metros, esta obra llevará tranquilidad y bienestar a más de 15 mil concordienses”, señalaba en la oportunidad el ministro de Planeamiento, Luis Benedetto.

Sin embargo hoy año 2024, la ciudad fue invadida por el aumento del caudal del río Uruguay, un claro ejemplo es el barrio Puerto de Concordia, muchos vecinos del populoso barrio tienen la casa inundada, con alrededor de 40 centímetros de agua.

“Vivo en el barrio Puerto, una zona inundable porque está a pocas cuadras de la costanera pero también a pocas cuadras del centro. El sábado tuvimos que salir de la casa porque entró el agua", señalaron días atrás.

“Esta semana habían indicado desde la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, que el río se iba a mantener en una meseta y que el fin de semana podría bajar”: “Sin embargo durante las últimas inundaciones es que vacían el Lago (Salto Grande) para contener el agua que viene de Brasil pero resulta que después nosotros estamos inundados y el Lago no alcanza una altura de 35 metros. El año pasado nos pasó, estuvimos inundados con el Lago bajo y el pico que esperaban nunca llegó. Entonces uno se pregunta ¿qué tipo de manejo está haciendo la represa?”.

Y esta es una de las tantas veces que se inundan en estos meses ya que el año pasado se inundaron a fines de octubre y los primeros días de noviembre.

Hay un proyecto para la construcción de la "defensa central" que se había prometido como tantas otras veces, a los vecinos en la última inundación. Ocurre que está aprobado pero no hay fondos para el inicio de la obra, mientras tanto familias y comerciantes pierden todo tras cada inundación. Pasan los intendente, y las promesas quedan una y otra vez en la nada.

Desde la municipalidad buscan relocalizar a los vecinos pero es complicado, claro es la opción mas barata, sin embargo para ello, deberían tasar la casa y entregarles el verdadero valor de la misma o a cambio otra propiedad. La defensa sur solucionó el problema a una parte de la población pero cambió el cauce del río también y eso complica a la región centro de la ciudad.

Cabe señalar que vecinos y asociaciones luchan para que se concrete la obra reclamada desde hace más de 50 años, y de esta forma terminar de una vez por todas con las inundaciones en Concordia.

Otro de los graves problemas que sufren los vecinos, como si el hecho de perder todo a causa del agua que ingresa a sus viviendas fuera poco, son los hechos de inseguridad que lamentablemente acontecen a diario en las viviendas que deben ser abandonadas por los moradores.

Días atrás el Ministro de Seguridad de la provincia, Néstor Roncaglia visitó la inundada ciudad de Concordia y junto al intendente Francisco Azcué, dipusieron agregar al cupo policial que hay permanente en Concordia, se trata de 100 policías que se van a quedar hasta que el agua vuelva a su cauce original. Además, sumamos 10 patrulleros, 3 lanchas, una moto de agua, la aeronave y un helicóptero que va a quedar a disposición del intendente y del Comité de Emergencia de la ciudad".

El Servicio Penitenciario de Entre Ríos también se suma a colaborar con la emergencia que sufre la ciudad de Concordia. Por ello, la Unidad Penal 3 que funciona en la ciudad enviará alimentos de panificación a los centros de evacuados.

Medidas que si bien son necesarias, no implican ningún tipo de solución final al verdadero problema que lleva alrededor de 50 años de reclamos permanentes de vecinos, pasaron las gestiones, la gran mayoría peronistas, pero la ciudad se sigue inundando, será está vez la vencida, se iniciarán las obras de la muy necesaria "defensa central", cabe señalar que el panorama no es muy alentador, ya que como permanentemente indica el Presidente de la Nación, Javier Milei, "no hay plata" y esto incluye a los argentinos que viven en la inundada ciudad de Concordia.

Lectores: 186

Envianos tu comentario